viernes, 9 de noviembre de 2007

'Equilibrium': futuro rejuvenecido

Casi todo el material de consumo que está generando la industria de la ciencia ficción en los últimos años está recayendo en lo convencional, aportando poco o nada a la larga trayectoria que iniciaron filmes entrañables como ‘Planeta Prohibido’ o, adelantándonos un poco más en el tiempo, ‘La guerra de las galaxias’.
Años después de que ‘The Matrix’(1999) reventara la taquilla y reinventara el género, añadiendo la filosofía más trascendental a la ecuación de las efectivas películas de ciencia ficción, el director y guionista, Kurt Wimmer (tras que el se encuentran los libretos de ‘La prueba’ (2003) y la lamentable ‘Ultraviolet’,del 2006) comenzó a concebir la historia de ‘Equilibrium’(2002), un filme que llega a ser tan trepidante y dramático como lo fue en su momento la película de los hermanos Wachowski.
‘Equilibrium’ es la historia de un hipotético futuro en el que sentir se ha convertido en una actividad ilegal y perseguida por la raza humana. Tras la Tercera Guerra Mundial, el mundo se enfrenta a su propia autodestrucción. Para evitarlo, se crea el código “clérigo grammaton”, nueva sección de la Ley cuya única máxima es buscar y erradicar “la verdadera fuente de crueldad humana”, la capacidad de tener sentimientos.
El polifacético Christian Bale, al que próximamente podremos ver en la secuela de ‘Batman Begins’, 'The Dark Knight' , encabeza el reparto de este filme, que cuenta también con la participación del televisivo Dominic Purcell (‘John Doe’, ‘Prison Break’), que en un primer momento iba a interpretar el papel de Bale, junto a Taye Higgs, Emily Watson y Sean Bean, más conocido por su papel de Boromir en El señor de los anillos.
La película pretende ante todo reflexionar sobre el futuro y naturaleza de la raza humana, presentándonos una sociedad autómata, la llamada “Libria”, perfectamente organizada, sometida al consumo del fármaco prozium, un efectivo inhibidor de los sentimientos, y cuya protección recae sobre el clérigo protagonista John Preston (Christian Bale), siempre bajo la mirada del incansable vigilante y líder, “Padre”.
La película pretende llevar a la consecución lógica el viejo proverbio del filósofo Friedrich Nietzsche cuando dijo que “El hombre es un lobo para el hombre”, planteamiento filosófico puesto en la película al servicio de la acción y la violencia gratuita, más contenida por otro lado que otras cintas.
La huella de los Wachowski y del cine de artes marciales no pasa inadvertida. ‘Equilibrium’ no trata de disimularlo, incluso se aprovecha de ello, ofreciéndonos coreografías que, aunque quizás parecen demasiado “falseadas”, recuerdan a los mencionados, eso sí, sin llegar a la exageración de cintas de acción como ‘El único’, protagonizada por Jet Li.
Fotografía y ambientación comparte más de una similitud con la reciente ‘Hijos de los hombres’ (2006), empleando casi exclusivamente colores azules, fríos, que transmiten a la perfección la sobriedad de la trama de la película, al mismo tiempo que la utilización de iluminación natural o artificial en función de la parte de la ciudad en la que se plantee la acción.
Otro de los principales atractivos de ‘Equilibrium’ radica en la simpleza de la representación de este “futuro próximo”. Vestimenta, imaginario armamentístico y demás entresijos a destacar dentro de una producción de sci fi (como dirían los sajones) están ideados por el director, que no pretende hacer elucubraciones más propias de Spielberg, refiriéndome a ‘Minority Report’ o ‘Inteligencia Artificial’, o de Alex Proyas en ‘Yo, robot’, y responde más a una finalidad estética, al mismo tiempo que no se aleja demasiado del tiempo actual (vemos por ejemplo la utilización del modelo Beretta M93 RS, variante de la serie M92 que se utiliza en la actualidad, el diseño de la ciudad ‘Libria’ o los coches que usan los protagonistas).
El director Kurt Wimmer plantea una mañosa escenificación en ‘Equilibrium’, concebido con aspiraciones taquilleras pero que se quedo a mitad de camino, a pesar de contar con dos nominaciones durante el año 2003: una, en los American Choreography Awards, y otra en los premios Phoenix Film Critics Society.
Como curiosidades en la película cabe mencionar que gran parte de la acción está inspirada, sin ninguna pretensión de ocultarlo, en la pesimista novela del escritor y periodista británico George Orwell (1903-1950), 1984, y destacar que el personaje de John Preston es el responsable, durante la película (de acuerdo a la información suministrada por imdb), de 118 de las 236 muertes que contiene (aunque a priori no parezcan tantas en el transcurso del filme, opinión personal a parte), gracias al arte marcial practicado por los clérigos, el “gun kata” (“pistola kata”), ideado por el director en el patio trasero de su casa.
Todo esto, excusa a parte de lo que ha haya quedado fuera de la crítica o análisis del filme (mucho de ello con la pretensión de no desvelar nada del argumento), es lo que lleva a recomendar que el público aprecie lo que ofrece ‘Equilibrium’, un soplo de aire fresco dentro del género y una película de culto (no tanto para la crítica estadounidense como para el público aficionado), que mezcla a la perfección acción con un guión inteligente.

Diagnóstico: 4/5.

Lo mejor:
La escena compartida de Bale y Sean Bean en la iglesia.

Lo peor:
Las comparaciones odiosas y la previsibilidad del argumento en contadas ocasiones.

5 comentarios:

Freud-Seraphin Stanlake dijo...

Había oído hablar de esta película, y sabía grosso modo de qué trataba, pero no le había dedicado aún un tiempo de mi vida en visionarla sobre mi sillón del Ikea.

Supongo que habrá llegado el momento de verla, además me han entrado ganas gracias a eso de que es parecida a "Hijos de los hombres" y a la posibilidad de que Nietzsche hubiese estado orgulloso de ella.

Jaime Lorite dijo...

Me la recomendaron hace unos meses y aún la tengo en mi lista de películas pendientes. Pronto supongo que le echaré un vistazo. Los actores son excelentes, y la historia pinta estupenda.
Increíble que aún no se haya estrenado en España.

¡Un saludo, y buen blog!

Reverendo Gore dijo...

Gracias Jaime, siempre es un placer ser comentando por gente nueva.
Yo sin duda te la recomiendo, es entretenida y fácil de ver.
Una pena que como bien dices no se haya estrenado aún...pero ya dudo que lo haga, seis años de retraso,¡qué vergüenza!
Gracias, por pasarte a saludar.

P.d.: A ti Fred, ya te la pasare que me pillas cerca.

Jaime Lorite dijo...

De nada, Reverendo.
Yo aún albergo esperanzas de que la estrenen. ¡Ey! "El almuerzo desnudo" de Cronenberg fue filmada en 1991 y la vimos a principios de este año. Según mis cálculos, veremos "Equilibrium" en pantalla grande aproximadamente en 2018.

*AdRi* dijo...

Por qué al leer tu blog me quedo con ganas de ir al cine ^o)

Grandiosa pregunta!
¿Me ofreces una respuesta?


Lololooo!
Unbes*