miércoles, 29 de octubre de 2008

El travelling es una cuestión moral (I)

“El travelling es una cuestión moral”: ¿Qué quiso decir Jean Luc Godard?

Nada más lejos de la rima, Godard, un poco “wellesiano” y con pretensiones de filósofo de media tinta, nos dejó esta frase sin explicación ni contexto alguno. Todo parece indicar, elucubraciones a parte de las múltiples teorías y versiones que existen sobre su “supuesto” significado, que Godard se refería a que el travelling no será en su esencia nunca un elemento moral o reflexivo, pero que algún día (y con la práctica) podría llegar a serlo. Esta idea se resumiría a grandes rasgos en considerar la utilización del travelling por su valor estético fundamental, basado en el poder de descripción que tiene para una secuencia cinemática.
El travelling se podría resumir también entonces como una “cuestión de honradez”, considerando que el significado de la frase de Godard podría retorcerse intentando decir que el travelling se trata de una guía –nunca mejor dicho- del buen comportamiento, o en otras palabras, del “buen cine”. ¿Buen comportamiento? "Buen comportamiento" entendido con que el director debe tratar bien a su película, y en ocasiones para ello es preciso que emplee el travelling en determinadas escenas. Pero claro, nunca hay que abusar de determinados recursos cinematográficos, ya veremos en que director nos convertiríamos si lo hicieramos. ¿Una pista? 'Dos policías rebeldes'.
Cabe destacar que otros personajes como Daney, versaron sobre la famosa frase de Godard, conluyendo: “¿Qué otro sentido podría tener la frase de Godard sino el de que hay que ponerse nunca en donde no se está, ni hablar en el lugar de los demás?”.
Puede que esta conclusión nos acerque más a la teoría de que Godard criticaba (en cierto modo) el uso del travelling, y que con el concepto de “cuestión” quiso camuflar el de “problema”.

El travelling: un “problema recurrente” en el cine

En la actualidad, el travelling se ha convertido en un recurso esencial de los cineastas. En tanto que este dispositivo se convirtió en una novedad en el cine, cientos de directores lo aplicaron a sus películas, casi como una exigencia que marcara el guión sin el cual la película no podría realizarse.
Ese empeño por adaptarse a las nuevas corrientes cinematográficas, cada vez más mecanizada y dependiente de la infraestructura técnica, ha afectado al cine de forma permanente, que ha suplido la falta de personalidad en los trabajos de los últimos 20 años con la tecnología.
Charles Chaplin, uno de los personajes clave de la historia del cine y personaje clave del siglo XX (donde tuvo lugar el verdadero despertar de esta industria), explicó hace más de 40 años la degradación del cine a causa de la supremacía del beneficio económico y del “mecanicismo” sobre el arte. Ese enfrentamiento entre el cine como industria y el cine como cultura se ha convertido en un hecho innegable.
¿Se ha descuidado la calidad artística por la exageración visual?¿Qué fue de Martin Scorsese? ¿Acaso no se convirtió Taxi Driver en un clásico? ¿No era Taxi Driver exagerada? No recuerdo que Scorsese hiciera mucho uso del travelling en la película, aunque puede y es probable que me equivoque. Ahora el primer director que nos viene a todos a la mente es el patriótico Michael Bay, y ese “limitado imaginario” que constituye su filmografía (superproducción y cine de acción a partes iguales), un sin sentido que suple los vacíos de su trama con planos imposibles, en los que en ningún momento se sugiere (suponiendo la ignorancia del espectador) y en los que los planos estáticos dieron paso a travellings, más propios del videoclip que del cine tradicional. Al fin y al cabo, si no se recuerda una película que “explote” hasta la saciedad esta técnica, es porque el director habrá sabido hacer buen uso de ella.
La original factura estética de los escenarios fue una de los principales factores para el impulso del travelling. El deseo de “amortizar” a toda costa los platos construidos para una determinada escena, al mismo tiempo que la cámara debía prestar atención a los personajes que se movían en ella, obligó al trípode a desplazarse sobre raíles, siguiendo a los protagonistas y aumentando la credibilidad de la ambientación; es decir, realizar un seguimiento de estos personajes por el escenario suponía acercarse más a la realidad, ejerciendo como un espectador invisible que se encontraba delante de ellos, escuchando y captando cada una de sus reacciones. Cambiamos al segundo rollo y volvemos.

7 comentarios:

Freud-Seraphin Stanlake dijo...

A esto se le llama tema recurrente, o dicho de otro modo: "matar dos pájaros de un tiro".

Isbac dijo...

Y yo me pregunto... que pasaria si ese traveling fuese infinito ?

Adri dijo...

La afirmación produce diversas divagaciones en las mentes de los cineastas pero he echado de menos tu opinión sobre dicha afirmación.

¿Me quedaré con las ganas?

Anónimo dijo...

Creo que te equivocas, lo que quiso decir goddard es que un traveling mientras se tira un tio de un quinto piso es menos moral que directamente mostrar el tio que salta x la ventana y luego en el suelo desde lejos.

Aunque bueno supongo que mientras no digas que esa frase es la soledad del hombre contemporaneo ante la inmensidad del cosmos todo razonamiento parecido sera correcto.

Reverendo Gore dijo...

Por suerte en todo lo referente a Godard estoy seguro de que me equivoco...no me entusiasman demasiado los realizadores cuyo ego es más grande que su filmografía.

¿El cosmos es tan inmenso como lo venden?

Saludos.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Paralela a esta afirmación de Godard, tenemos esta de Raul Ruiz (de quien están poniendo un ciclo en la Filmoteca de Madrid) que reconozco que a mí me gusta más:
" Todo travelling es una cuestión de melancolía" que siempre me hace pensar en Truffaut...
Supongo que el tamaño del cosmos es como todo, depende de con qué lo compares...Será que no soy muy partidaria de los absolutos.

Reverendo Gore dijo...

Mucho mejor que el acertijo de Godard. Sin duda. Sujeto a cien mil interpretaciones y seguramente todas incorrectas.

Gracias por pasarte por aquí Grace!