domingo, 30 de septiembre de 2007

Un nuevo tratamiento "reanima" a los pacientes tras su muerte

Varios doctores de Filadelfia han descubierto un tratamiento revolucionario para devolver la vida a los pacientes fallecidos. Los doctores estudian como incorporar esta novedosa técnica a la medicina actual y las primeras pruebas ya han comenzado a realizarse.
La información nos llega a través de la reportera médica Stephanie Stahl de la cadena de televisión CBS Station KYW-TV en Filadelfia.
Los encargados del experimento explican que durante la suspensión de la actividad cardíaca, el corazón deja de latir y los afectados son declarados muertos a los pocos minutos. Pero ahora, los doctores del Hospital Universitario de Pensilvania están investigando como "devolver a la gente a la vida".
El doctor Lance Becker y su equipo esperan seguir trabajando en este nuevo tratamiento con el que se podrían salvar millones de vidas cada día.
Bill Bondar de 61 años se ha convertido en la "prueba viviente" de que el tratamiento comienza a dar sus frutos. Bill declara "No sabía que había muerto, no sentí nada, todavía no me lo creo". "Ví su cara, y estaba mirando a un hombre muerto", dice la mujer de Bill, Monica.
Bill sufrió un colapso a pocos metros de su casa cuando regresaba junto a su mujer de una actuación de música. Los paramedicos fueron capaces de restablecer su ritmo cardíaco, pero el tiempo de reanimación y la gravedad de este tipo de ataques puede causar daño a órganos vitales como el cerebro.
Bill fue hospitalizado en el Hospital de Pensilvania, donde él se expuso a este nuevo tratamiento experimental, inyectándole una solución salina conservada en temperaturas extremadamente bajas.
El paciente es recubierto después con almohadillas frías, que bajan la temperatura corporal de 98 (temperatura normal a la que se encuentra el cuerpo humano) a 92 grados fahrenheit. Los médicos mantienen el proceso de hipotermia durante 24 horas.
"El daño celular decrece cuando las células son privadas de oxígeno, así que con menos daño somos capaces de hacer mejor nuestro trabajo", afirma el Dr. Becker.
El Dr.Becker reconoce que la terapia de enfriamiento "necesita ser más rápida" y se ha comenzado a desarrollar una solución salina que contiene partículas de hielo para favorecer la posterior "reanimación". Ésta sería inyectada en el corriente sanguíneo para reducir rápidamente la temperatura corporal.
Este tratamiento experimental en el Hospital Universitario de Pensilvania sólo podría ser usado en ciertos pacientes. Pero los médicos esperan que con el tiempo se convierta en uno de los medios esenciales para salvar vidas humanas.

Fuente: wcco.com

13 comentarios:

Reverendo Gore dijo...

Deberíamos pararnos a pensar en los límites "morales" de este hecho. "Reanimar a los muertos" parecía una quimera a la que la medicina moderna llevaba enfrentándose durante años. Ahora que comienzan a acercarse a poder solucionar este "problema natural" (como es la muerte),¿cuál será su siguiente objetivo?
En mi humilde opinión creo que han estado preguntándose tanto tiempo si "podrían", que no se han parado a pensar si "debían".
Es un ejemplo bastante rebuscado y apocalíptico, pero sé que deberían recapacitar un poco tras ver las películas de George Romero o leer la historia de Lovecraft, "Herbest West, reanimador".
Y si bien, hay que considerar, que pasaría si la densidad poblacional ascendiera debido a esto.
¿Qué opinaís?

*AdRi* dijo...

Vaya artículo, Nacho. Y con el comentario de Adrián estoy completamente de acuerdo... La ética en este caso ha de primar por encima de todo. Es un poco fuerte ¿no? No sé... Me parece un poco atípico todo esto. Y creo que hay que pensar las cosas antes de hacerlas, pero bueno. Somos humanos y todos nos equivocamos.

UnBesin!

Reverendo Gore dijo...

¿Adrián? No, Adri. Me he comentado a mí mismo. Quería dejar claro lo que (al margen de ser objetivo) es mi opinión.
Reverendo Gore soy yo, Adrián es Freud Seraphin-Stanlake.

Chic dijo...

Cualquier avance es avance, diga lo que diga la ética. Lo malo de este es que todos tenemos demasiadas referencias cinematográficas que enturbian un poco el objetivo que pretenden lograr. Cuando lleguen a una conclusión, sea la que sea, estoy seguro de que no se parecerá a una película del bueno de Romero (oh, fatalidad), al igual que la epidemia de gripe aviar no se perecía a 28 días después.

Pd: pues yo lo de los 98 grados no lo veo del todo normal. Me suena demasiado Fahrenheit.

Jorge dijo...

Dr. Frankenstein Jr. Jr.?

Diego dijo...

Apoyo a Chic en lo de los grados.¿ La temperatura corporal no estaba sobre los 36 o 37 Cº?

Respecto al tema del que trata esta entrada he de decir que me parece sublime. Nunca he sido muy amigo de la ética. No sé quien coño la dicta, pero el hecho de que seamos capaces de vencer (no sé si es del todo cierto o no) durante un tiempo a "algo" como es la Parca, me parece un avance digno de alabar.

No creo que seamos capaces de acabar con ella como hemos hecho con numerosas especies animales o con la inteligencia de los políticos, pero este paso de gigante merece mis piropos.

Reverendo Gore dijo...

¿Quién quiere acabar con la Parca Diego? Nadie debería intentarlo.
Yo apoyaría este "avance" si supiera que se van a detener aquí, pero el hombre siempre tiende a superarse a si mismo, y sé que no estará contento con burlar la "muerte reciente" o "inmediata".
Dicho queda.

Freud-Seraphin Stanlake dijo...

Se ausenta uno durante un breve periodo de tiempo, y se pierde un debate sobre la inmortalidad donde se revelan identidades bloguero-secretas con guiones mal colocados.

Tras leer los comentarios he tenido que volver a leerme el artículo para ver si me había perdido algo. Y creo que en la segunda lectura me lo he vuelto a perder. Se está discutiendo sobre hacer realidad las películas de George A. Romero y darle el finiquito a la Parca, cuando estos doctores Pensilvanienses (ojo, no Transylvania, igual radica aquí la equivocación) "sólo" han conseguido darles una segunda oportunidad a los cuerpos que se rinden antes de hora, rollo infartos o colapsos así. Pero cuando les llegue la hora final, estos creadores de pequeños Lázaros no van a poder hacer nada. O puede que me haya perdido algo en las dos lecturas, lo asumiría tanto como aceptaría una reexplicación del tema.

Toda la vida resucitando muertos con electricidad mediante descargas y no se había armado tanto revuelo.

Anónimo dijo...

Me parece algo magnifico esto.Olvidemos las moralidades, a nadie le gusta perder a un familiar o a un amigo por un infarto o un colapso como el caso del ejemplo.No seamos cinicos, nunca veremos a zombis sembrando el caos de un pequeño pueblo o una gran ciudad.
Además hay muchos accidentes que se llevan vidas sin a penas iniciarse, ¿acaso no merecen otra oportunidad?

Anónimo dijo...

Ademas se podrian salvar muchas vidas de deportistas profesionales como Antonio Puerta, muerte subita

Reverendo Gore dijo...

Cierto es, no discuto que este adelanto en medicina suponga nada perjudicial, de hecho, lo apoyo, siempre que se utilice (en un futuro o ahora) de una forma selectiva o por lo menos apropiada.
La muerte es un proceso natural, y por muy injusto que sea a veces, no somos quienes para "alterarlo", pero si sirve para salvar vidas, que no "resucitar", estoy a favor.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Soy medico general y la verdad no creo que este tratamiento o procedimiento sea del todo tan sencillo, y creo que jamaz llegara a paises tercermundistas como los nuestros, asi que no se alarmen, ademas no creo que pretendan los medicos reanimar a cualquier persona que fallesca asi por que si, solo se aplicara a casos especificos, de personas jovenes y sin patologias organicas graves, asi como se reglamentaron los transplantes de organos, asi que traquilos todos, no tiene caso discutir si es correcto o no,,, pues un avance cientifico es siempre bienvenido.

pd: la personas religiosas y con prejuicios no deberian manifestar sus opiniones, pues sus argumentos son bastante torpes.

Reverendo Gore dijo...

Me parece que el último comentario nos ofrece una opinión y punto de vista muy acertado sobre la pasada noticia.

Con todo, creo que ha habido una confusión. En ningún momento se ha pretendido discutir o defender algo relacionado con esto desde una perspectiva religiosa, le aseguro esto porque nadie de los que han comentado(al menos hablo por mí) somos personas religiosas, y menos con prejuicios. Si alguno ha sido torpe es debido a que este blog no está dedicado a la ciencia o la actualidad estrictamente médica.

Usted puede haber acertado más con la conclusión que se pretendía sacar, que no creamos que "pretendan los medicos reanimar a cualquier persona que fallesca asi por que si, solo se aplicara a casos especificos, de personas jovenes y sin patologias organicas graves."

Un saludo